ME LLAMO PAULINA Y TE VOY A EXPLICAR CÓMO HACER TU TFG

Paulina Cierlica-TFG

Tardé 6 años en terminar mi tesis doctoral porque me quedé completamente atascada en el proceso. Durante años no era capaz de escribir ni una sola palabra. Nada.

Y mientras que yo sufría con mi tesis, mi marido se lo pasaba pipa con su TFG de psicología. Para que todo sea todavía más gracioso, los dos estábamos estudiando y trabajando a la vez. ¿Pues qué queréis que os diga? Puedo resumir aquella época con tres palabras: sangre, sudor y lágrimas.

Todo eran tinieblas, llanto y rechinar de dientes hasta que se me ocurrió buscar información sobre cómo hacer trabajos de investigación. Empecé a estudiar todo lo que pillaba y compartía mis hallazgos con mi marido. Gracias a ello por fin los dos éramos capaces de avanzar con nuestros trabajos.

En cuanto entendí los principios de la redacción académica, en 6 meses tenía listo un trabajo de investigación de 300 páginas (bueno, fue por eso y porque miré mal las fechas y se me acababa el plazo para presentarlo, es decir, o presentaba la tesis o me quedaba sin título).

Bueno, la cuestión es que viví de primera mano el caos relacionado con el trabajo de fin de grado y…

Tengo mi propia opinión sobre los trabajos académicos en general y el TFG en particular

Creo que:

  • Los estudiantes no tienen ni idea cómo elaborar un TFG y nadie les explica paso por paso cómo hacerlo.
  • Muchos tutores no dan señales de vida y la única orientación que proporcionan es: «Sigue los pasos de la guía».
  • La persona que ha escrito esa guía es la misma que escribe el BOE: ni Peter se aclara de qué trata y qué (y cómo) hay que hacer.
  • La gente piensa que los trabajos académicos tienen que estar redactados con el mismo lenguaje que el de la guía.
  • También se piensa que un trabajo cuanto más extenso, más profundo y con más valor.
  • Aunque en pocos casos influya en tu futura vida laboral, sin el maldito TFG no puedes terminar la carrera y comenzar una nueva etapa de tu vida.
  • Muchos creen que no haces otra cosa que estudiar, tienes todo el tiempo del mundo y puedes dedicar días enteros a hacer el TFG.

Pero también pienso que:

  • Los profesores andan hasta arriba de corregir los exámenes, tutorizar mil trabajos de fin de grado, otros tantos de fin de máster y unas cuantas tesis doctorales.
  • Se les asignan tantos alumnos que no pueden dedicar tiempo suficiente a cada uno de forma individual ni ofrecerles unas tutorías en condiciones.
  • A la gente se le puede explicar un tema serio y complejo de forma divertida y clara.
  • Escribir con un lenguaje que no entiende ni Peter no te hace mejor investigador: un buen trabajo de investigación debe ser conciso, claro y perfectamente entendible para los investigadores del campo de estudio en cuestión.
  • No tiene sentido medir el valor de un trabajo académico a granel: lo que importa no es el número de páginas, sino si se ha abordado con suficiente profundidad y exactitud el tema en cuestión. Pues podéis decir lo que queráis, pero este enfoque ahorraría mucho tiempo (y algún que otro trauma) tanto a los tutores como a los alumnos, porque estaréis de acuerdo conmigo en que es mejor leer (o escribir) menos páginas, pero que vayan directas al grano, que cientos de folios con una información absurda de relleno, ¿no?
  • El TFG no es el gran proyecto de tu vida profesional, sino un trabajo sencillo con el que debes demostrar que has aprendido cómo escribir y desarrollar un trabajo de investigación.
  • Muchísimos estudiantes no solo estudian, sino que además trabajan, tienen su familia e hijos y no pueden dedicar días enteros al dichoso TFG.

En fin, el sistema está mal. Por eso he creado este sitio en el que comparto mis conocimientos sobre cómo hacer trabajos académicos, para ayudar a todos los estudiantes que andan perdidos a hacer un buen TFG.

¡Bienvenid@ y disfruta de todo el contenido!